miércoles, 12 de septiembre de 2012

Ejercer Política

Debido a la gran ignorancia respecto a política y ya que en muchos casos tengo la situación en la que acabo comentando que he decidido ejercer política, surge las ocasiones en las que te encuentras con gente que tienen otros ideales y lo defienden con mucho ímpetu, es curioso, pero pienso que la gran mayoría no reconoce la situación que vivimos, las personas mayores y mis padres suelen comentar que como esta, nunca, que no han vivido nada igual y que  todo esto está provocando un enorme cambio. Hay muchas consecuencias pero la realidad es vergonzosa y no hay otra culpa que la responsabilidad que supone tener poder para gobernar o trabajar con dinero, parece imposible evitar el lastre que supone la codicia despertada por la especulación, por no valorar lo que se tiene y ser materialistas, mis ingresos son de 1.600€ y  no me planteo pedir un aumento, los gastos de telefonía móvil y gasolina van por cuenta de la empresa, es una costumbre de política empresarial , no obstante, suelo manejar los compromisos de publicidad y propaganda de la empresa. Dada las características de mi trabajo, veo necesario el contacto con las personas, relacionarse con ellos y conocer un poco su situación, normalmente suele ser un tema común de conversación, lo que ocurre es que en ocasiones me encuentro con la obligación de tener que quitar la razón a personas que en algunos casos se contradicen a si mismo, surge la ética en ese momento y mi moral no puede dejar pasar una respuesta adecuada o justa para tratar de transmitir unos valores vividos por la educación familiar y por la deportiva auque todo esto en voz baja para no ofender a nadie ya que: Razonar y convencer, ¡qué difícil, largo y trabajoso¡ ¿Sugestionar? ¡Qué fácil, rápido y barato¡
Actualmente pienso que la gran mayoría de personas la única referencia que toman para la compra de un producto o servicio es el precio, sin ningún tipo de sensibilización con el destino del dinero, con esto, no quiero incitar a personas que vivan por encima de sus posibilidades,  tal y como está el mercado debemos considerar los gastos y también comprender que con una pequeña gestión conseguimos despertar el interés del proveedor por mantener al cliente, los precios en algunas ocasiones no tienden a bajar hasta que no hablas con tu distribuidor o proveedor,  este ejemplo, parece muy sencillo, pero en consecuencia existe una competencia muy grande y se revisan los márgenes de beneficios hasta casi estropearlo, aquí reflexiono sobre que hubiera sido de mí, sí tengo personalmente que poner precios y valorar mis servicios ante la competencia que hay.
En mi sector, al igual que la mayoría, está experimentando un cambio muy brusco, el precio medio de un Auto en los últimos 10 años ha bajado hasta la mitad, y los avances tecnológicos hace un manejo fácil para las nuevas generaciones, pienso que se ha convertido en una subasta al mejor postor, sin más, entonces deduzco que no disfrute de los años de bonanza laboralmente, llegue prácticamente en el peor momento económico y un vendedor  con carpeta empieza a resultar incómodo, hay muchos, la desconfianza motivada por el sector bancario parece que afecta la imagen del Agente de Seguros, hay una frase que empieza a sonar mucho y dice: Todos los seguros son iguales, deduzco que según la experiencia del individuo con alguien del sector, le hizo un mal servicio o la Cía. tiene una política de gestión que no le parece bien al cliente personalmente, la verdad es que suelen ser frases desagradable, al ser muy habitual, en alguna ocasión lo compartí con mi padre y tuve la suerte de entender su astuta explicación y  era preguntar la profesión del ignorante para que me dijera si en su sector son todos profesionales o hay algunos que no son justos y si pueden te la cuela. Al principio era incapaz de hacerlo pero cuando lo intente funcionó aunque siempre he preferido callar y demostrar o dialogar. Todas estas circunstancias me hacen pensar y reflexionar sobre mi situación laboral, también la necesidad de que la gente me conozca, no me cabe duda que es por ello por lo que mi padre consiguió llegar a crear un negocio consolidado. Ahora tengo la ilusión de aprovechar las circunstancias para colaborar voluntariamente en un partido político donde confío plenamente, siento que cualquier esfuerzo resultará ligero con el habito ya que hay muchas inquietudes en las que coincidimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada